Sobre Chicamama

Inicio Sobre Chicamama
Sobre Chicamama

 

El origen de Chicamama se remonta a 2010. “Sólo” hizo falta una tela bonita, una máquina de coser, amor y un poquito de paciencia para que nacieran los primeros muñecos. La mamá y su hija abrochadas con un bonito botón. Fueron ellas las que me dieron el nombre: Chicamama.

Luego nacieron gatito Raúl, Toro Manolo, Oso Delicioso o también el feroz Chigre (mitad Chicamama mitad tigre), etc. Como no hay dos niños iguales, tampoco hay dos Chicamamas iguales. Todos son distintos. Fíjate bien cuando los tengas en tus manos y verás que es cierto. Sus ojos, su sonrisa, los dibujitos en su piel… gracias a todos estos pequeños detalles artesanales cada Chicamama es único.

Sobre Mi

Chicamama es fruto de mi imaginación, y sobre todo de mi ilusión por crear cosas bonitas y únicas. Estoy dedicando mucho tiempo, esfuerzo y cariño a cada muñeco y creación. Soy Melinda Iro, nací en Budapest, Hungría, y llevo viviendo en Madrid desde 2006. Tengo dos niños pequeños.
Empezé a coser cuando tenía 7-8 años en la escuela primaria rusa a la que iba (no me acuerdo exactamente pero creo que la máquina de coser todavía iba con pedales!!). A la vez mi tía abuela y mi madre me enseñaba distintas técnicas de costura y de puntos que nunca olvidaré. Hasta 2010 no volví a coger ni una aguja pero entonces lo retomé y he decidido no volver a dejarlo. En principio sólo estaba diseñando y cosiendo los muñecos por mi propia diversión, pero luego me empezaron a llegar pedidos, y así en cuestión de un año acudí a mis primeras ferias independientes de artesanos en Madrid (Nómada Market, Dosde). Los disfruté mucho gracias a la ayuda de mi marido y mi madre. Cuando tuve a mis dos hijos, otros dos muñecos preciosos, la falta de tiempo me obligó a hacer una paradita. No obstante mi cabeza no paraba de pensar y soñar con mis chicamamas. Ahora como ya son un poco más mayorcitos estoy deseando volver a la tarea y volver a crear. He reorganizado mis telas y he sacado la máquina de coser de su caja. Estoy deseando  pisar a fondo el pedal de la máquina y hacer que correr la tela debajo la aguja.  ¿Acaso hay algo mejor que ver nacer una nueva creacion entre las manos cada día?

¿Cómo se hace un chicamama?

?

 

Los muñecos están hechos con dos elementos fundamentales: amor y cariño. Cada pieza es única, especial, con un carácter muy entrañable. En general tardo 3 horas en hacer una creación. Gracias a las telas 100% algodón de alta calidad y la costura reforzada, los muñecos son resistentes, achuchables y también lavables en agua fría. Sus dueños pueden llevarlos donde quieran. Son aptos para bebés también. Están hechas en un entorno libre de humo y mascotas.
Acepto pedidos únicos y personalizados. Escríbeme aquí y estaré encantada de hacer realidad tu pequeño sueño.

Conoce más sobre Chicamama